Se necesitan muy pocas palabras para convencer

0 Marketing

Piénsalo un momento: ¿Cuántas veces has colgado el teléfono al recibir la inesperada llamada de un comercial? Cuando quieres ver un vídeo y aparece un spot, ¿esperas a que acabe o le das a “saltar anuncio”? En la mayoría de soportes publicitarios, contamos con muy poco tiempo para captar la atención de un posible cliente. A veces, se necesitan muy pocas palabras para convencer, por eso es tan importante un buen pitch de ventas.

¿Qué es un pitch de ventas?

El pitch de ventas es el discurso que utilizan las marcas para atraer a posibles clientes. Puede ser una presentación o una historia llamativa relacionada con lo que ofrece nuestra empresa. Antes, este concepto se conocía como Elevator Pitch, haciendo referencia al tiempo equivalente al que tiene una persona para convencer a un inversor si se encontrara con él en un ascensor.

Conseguir un inversor en tu primera toma de contacto es muy improbable, ya que solo cuentas con unos pocos minutos. Lo que sí puede conseguir el pitch de ventas es una primera reunión con un cliente potencial, si has conseguido que tu discurso sea convincente. No hay una única manera de hacerlo, pero en cualquier presentación hay puntos que son imprescindibles para entender qué aporta un negocio. El secreto para llegar a conseguir un pitch de ventas perfecto se consigue con mucha práctica. ¿Preparado para hacerlo?

 

Consejos para realizar un buen pitch

Aunque sea un discurso corto, como toda estrategia de marketing debe estar bien planteado y estructurado. De esta manera conseguirás captar la atención de un posible cliente en poco tiempo. ¿Qué no puede faltar en tu pitch?

  1. Definir con precisión lo que quieres ofrecer.
  2. Concretar a quién te vas a dirigir.
  3. Conocer en profundidad qué necesidad o problema puedes solucionar.
  4. Saber cuál es el valor de tus productos, qué beneficios tienen y lo que te hace distinto de la competencia.

Una vez tengas claro estos puntos, tendrás que desarrollarlos:

  • Nombre de tu producto o servicio.
  • Mercado al que pertenece tu negocio.
  • Razón principal por la que deberían comprar tu producto.
  • Títulos llamativos que puedan recordar y llamar la atención de tus clientes.
  • Motivos por lo qué decidiste vender el producto, ya sea por una necesidad que detectaste o un problema que puedes solucionar.

Hoy en día, ya no es suficiente con tener una buena idea de negocio, existe mucha competencia y tienes que destacar. El pitch es un discurso corto, y como decimos en muchas ocasiones, va directamente al grano. La presentación de tu producto tiene que impactar, por lo que habrá que utilizar estrategias de comunicación que enganchen a los clientes.

En NCA creemos que el primer paso para el éxito es pararse a pensar. Con esto queremos plantear la importancia de una investigación de mercado, de la competencia y de las oportunidades de negocio. Tiene la misma relevancia para una empresa grande o pequeña, los productos no se venden solos. Nosotros te proponemos soluciones estratégicas eficaces y novedosas, orientadas a generar ventas, mejorar la relación de tu marca con sus clientes y proyectar tu empresa hacia el futuro.

¡Primero pensar, después actuar!

 

 

Comentarios (0)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Entradas relacionadas

8 agosto

  Cómo podéis ver en esta gráfica, a los londinenses se les ha pedido que caminen durante estos Juegos Olímpicos en su ciudad. Pero no son los únicos a los que se les tienta c…

Deporte 2x1 Grupo Vips

7 enero

A la hora de renovar una imagen de marca, es fundamental conocer qué es el restyling y su diferencia con el rebranding, dos términos que a menudo se confunden. Con los años, en tod…

Call Now Button