Usabilidad: pongamos las cosas fáciles

Hoy, 8 de noviembre, se celebra el día internacional de la usabilidad. Un evento que tiene lugar el segundo jueves de noviembre en países de todo el mundo. Este año lo han titulado: “Design for good or evil”. Su finalidad es concienciar sobre la importancia de hacer productos para la vida diaria que sean útiles y prácticos. Además, se trata de inculcar al público cuáles son las herramientas necesarias para favorecer la funcionalidad. Y es que, desde que nos levantamos por la mañana y abrimos el brik de leche hasta el botón de apagar la tele, todo ha sido diseñado por el hombre,y por tanto, evitar los problemas está en nuestra mano.

 

¿Qué es la usabilidad?

En el ámbito publicitario estamos acostumbrados a oír hablar de este término. Aplicado a un sitio web, significa diseñar y estructurar el contenido de una web de manera que los usuarios encuentren lo que buscan de la forma más sencilla posible.

Desarrollar páginas webs usables es fundamental para hacer más fácil la lectura de textos o simplificar los procesos de compra. Se trata de crear un diseño centrado en el usuario.

Desarrollar páginas webs usables es fundamental para hacer más fácil la lectura de textos o simplificar los procesos de compra. Se trata de crear un diseño centrado en el usuario. #DíaMundialUsabilidad #Usabilidad Clic para tuitear

Los principales errores que se cometen suelen ser una mala organización de los contenidos, enlaces rotos, ausencia de un buscador que permita ir más directos a lo que queremos o una navegación poco intuitiva. Son pequeños problemas que nos complican ligeramente la vida y nos hacen huir del sitio web que estamos visitando.

 

Principios básicos de usabilidad

En NCA tenemos como prioridad esta característica y aplicamos las webs que diseñamos una serie de principios de usabilidad que nos ayudan a evitar rebotes y a fidelizar a clientes:

  1. Disponibilidad y accesibilidad: es el primer paso para ser localizada. Puede ser una web fantástica pero si nadie la encuentra, todo carece de sentido. Además, hay que prestar atención al tiempo de actividad del servidor y a la capacidad de respuesta de la página.
  2. Claridad: la página web debe estar preparada para todo tipo de usuarios, incluidos a aquellos que navegan por primera vez. Es importante no distraerlos para que no olviden cual es el objetivo de su visita. Un diseño intuitivo será un buen aliado.
  3. Credibilidad: es uno de los aspectos fundamentales; si el usuario no confía en ti, el contenido carecerá de valor. Hay que mostrar confianza y ser transparente.
  4. Relevancia: no todo es claridad y confianza, la relevancia del contenido es fundamental y si conoces bien al público objetivo será fácil crear un contenido que le interese.
  5. Diseño estético y minimalista: evitar toda información innecesaria que distraiga al usuario. No olvidemos aplicar siempre la llamada técnica KISS (Keep It Simple, Stupid).

Hay muchos otros aspectos que se deben cuidar: equilibrar la información, cuidar los enlaces o dar importancia a las imágenes.  Por ejemplo, Apple cuenta con un diseño minimalista y muy sencillo. En cuanto entras te das cuenta de lo fácil que es navegar por ella y lo ilustrativa que es.

Página web diseñada por NCA. Ejemplo usabilidad.

 

En definitiva, es una tarea minuciosa que requiere de constantes pruebas para ir mejorando. El objetivo final es conseguir conversiones (compras, registros, etc.) y por ello es importante ser minucioso. Una buena recomendación es realizar un test de usuario que nos ayude a detectar posibles errores asegurándonos así de que nuestra página web es perfectamente usable.

Compartir

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.