Móvil, Cartera, llaves y…¡mascarilla!

0 Comunicación | Corporativo | Medios

Con el paso de los días y la vuelta a la actividad, hemos adoptado la mascarilla como una segunda piel, como parte de nuestra nueva normalidad. Se ha hecho menos molesta y abrumadora gracias al descenso de las temperaturas y ahora, aunque obligatoria, forma parte de nuestro outfit y es el complemento natural y cotidiano de nuestro look. Pero ¿quién no ha tenido que volver a casa a por ella o comprar una de camino a algún sitio?

Somos conscientes en las últimas semanas y a medida que el virus se propaga y los casos de coronavirus continúan su ascenso, que en muchas regiones del país, los expertos en salud han destacado aún más la importancia de que la población use mascarilla. Un creciente número de estudios señalan que es un poderoso escudo que puede ayudar a controlar la expansión del coronavirus, el cual ha infectado hasta la fecha, a más de 3 millones de personas en España.

No se nos ocurre un argumento con más peso para justificar y apoyar el uso de la mascarilla.

Por ti

Dichos estudios confirman que las mascarillas son indispensables para resguardarnos del virus y proteger a los más vulnerables. Considéralo un beneficio colectivo: cuantas más personas bloqueen su propagación mediante la aceptación de la mascarilla y utilización, menor será la posibilidad de contagio y menor la carga viral que circule en el ambiente. Esto reduce ampliamente el riesgo de infección para ti y para todos.

Las diferentes tipologías de mascarillas influyen. Desde aquellos que decidieron fabricar sus propias mascarillas, que en la mayoría de los casos no cumplían con su función, hasta los que reutilizan la misma una y otra vez. A pesar de los errores, existen motivos de peso para propagar la idea de usarla. Por ti, usa la mascarilla y úsala bien.

Por mí

Ya es indudable que el virus puede ser transmitido por personas incluso antes de que empiecen a presentar síntomas (presintomáticas) y por personas que nunca desarrollaron los síntomas (asintomáticas). Algunos estudios han revelado que más de un 40% de las personas con infecciones por coronavirus, nunca llegaron a desarrollar los síntomas de la COVID-19. Esto hace que sea muy difícil detectar quién es un posible transmisor del virus. El uso de mascarillas, incluso si piensas que estás sano, es una manera de ayudar a evitar su transmisión a otras personas sin saberlo, especialmente a aquellas con un mayor riesgo de enfermarse gravemente si contraen el coronavirus. Puede que no te des cuenta de que eres portador, por mí, ponte la mascarilla.

Por todos

Si la cadena se rompe en cualquier punto, el virus ya no podrá propagarse o transmitirse. Por lo tanto, si formas parte del grupo transmisor o del receptor de la transmisión viral, es imprescindible para la salud colectiva, bloquear el desplazamiento del virus en cualquier punto de esa cadena.

Las mascarillas han llegado para quedarse, al menos por una temporada,  aunque a veces las dejamos olvidadas cuando atravesamos el portal de casa o cuando estamos a punto de arrancar el coche o entrar en el metro.

Recuerda, #PóntelaPónsela por ti, por mí, por todos. Y para que no te la vuelvas a dejar, descarga los fondos de pantalla que en NCA hemos diseñado diferentes fondos de pantalla especialmente para ti, para que no la olvides y así puedas evitar riesgos innecesarios y pérdidas de tiempo.

 

Comentarios (0)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Entradas relacionadas

2 noviembre

Un mal logo puede aterrorizar a tus clientes Dos de las tareas más relevantes del área de marketing, son incrementar la notoriedad de las empresas y realizar labores de comunicació…

Mal Logo

1 agosto

El e-mail marketing es un elemento muy importante dentro del Marketing digital. Es una herramienta fundamental para gestionar y mantener la relación con nuestros clientes actuales,…

Call Now Button