ALGORITMOS EN REDES SOCIALES: MI INSTAGRAM SE HA VUELTO LOCO

Con el inicio del 2018 las redes sociales comenzaron a hacer cosas raras. En Instagram, por ejemplo, hemos visto en nuestros feeds fotos publicadas hace dos o tres días antes que otras que habían sido publicadas hacía tan solo unas horas. Y esto ¿a qué se debe? No es que esté fallando la app o que no hayáis descargado la última actualización, sino que los algoritmos de las redes sociales también cambian, ¡no iba a ser Google el único que nos volviera locos!

Un algoritmo, en palabras de Wikipedia, es un “conjunto prescrito de instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite llevar a cabo una actividad mediante pasos sucesivos que no generen dudas a quien deba hacer dicha actividad”. Aplicado al posicionamiento o a la visibilidad en Instagram ¿qué quiere decir esto? Que en función de cómo interactúen los usuarios en los primeros minutos tras la publicación de nuestro contenido, Instagram se lo mostrará más o menos a nuestros seguidores.

Todas las posibilidades de interacción del público con las publicaciones se pueden representar en un diagrama fijo:

¿Por qué? Porque Instagram premia a toda cuenta que haga por mantener al público dentro de su app, usándola, viendo stories, comentando directos,… Por lo tanto, si el contenido que se publica consigue cautivar a la audiencia y que esta interactúe con él, lo más probable es que IG lo considere interesante. ¿Qué más hay que tener en cuenta para que Instagram posicione las publicaciones como contenido relevante?

  1. Contenido de calidad. Por mucho que el algoritmo cambie, esto es fundamental. Una foto trabajada (o, al menos, pensada), con un ángulo distinto, colorida y acompañada de un texto elaborado, que nos diga algo que no sepamos, más allá de lo obvio (¡no pongas el nombre de un monumento, por ejemplo, si por la foto o ubicación se sabe lo que es!).
  2. Importancia de la primera hora. Los 60 primeros minutos de vida de la publicación son vitales porque en ese tiempo IG se dedica a medir. Hay dos cosas fundamentales que hay que tener en cuenta durante esta hora. Primero, interactuar con la audiencia la primera hora (dando likes a los comentarios y respondiendo). Y segundo, no editar la publicación en este tiempo; si no IG penalizará esa publicación. El tema de los comentarios también tenemos que puntualizarlo como algo importante. Esto se debe a que los comentarios tienen que tener mínimo 4 palabras porque si no IG no los contabiliza como relevantes. Así que se acabaron los monosílabos, emojis y “contestaciones cordiales” (‘gracias’, ‘genial’, etc.). Pueden confundirse con los generados por bots o cuentas fraudulentas. ¡También hay que trabajar la calidad de los comentarios!
  3. Uso de 4 hashtags máximo. Instagram se ha cansado de que llenemos las publicaciones con 30 hashtags o más. Así que, para que no te penalice, hay que optar por incluir no más de 4, variados, no siempre los mismos y dependiendo a la comunidad que queramos llegar, podemos y debemos utilizar varios idiomas.
  4. Un feed cuidado. La estética también le gusta a Instagram, porque cuanto más visual sea algo más llama la atención. Para IG es importante cuidar la gama cromática en las publicaciones de 3 en 3, para que quede un feed estético por filas horizontales.
  5. Disfruta de todas las herramientas que brinda. Publicar en modo álbum, seguir hashtags, hacer encuestas en los stories, retransmitir en directo…, en definitiva, utilizar todo lo que IG nos facilita para darle vida al perfil. Y cuanto más colaborativo, mejor.
  6. Probar todas las novedades. Aunque nos parezcan demasiado nuevas, aunque aún no sepamos usarlas con soltura, siempre va a premiar que lo intentemos y le demos uso.

Extra: ¿Cómo penaliza Instragram?

Cuando decimos que una red social penaliza a una cuenta o un contenido queremos decir que le pone límites. El término que se emplea es shadow ban y en Instagram es una práctica que comenzó en 2017. Aunque no de manera “oficial” (no hay nada escrito sobre esta práctica en fuentes oficiales). Cuando IG siente que se violan sus términos y políticas de uso, “bannea” las cuentas: relega los contenidos a apariciones mínimas o nulas o, incluso, hace que una cuenta sea invisible para aquellos que la busquen.

¿Por qué puede pasar?

  1. Por usar herramientas ajenas a Instagram para publicar en esta red social.
  2. Superar cupos diarios. Para poder identificar las cuentas fraudulentas o bots, IG pone límites a las acciones de un usuario en Instagram. ¿Cuáles son estos límites? 150 likes y 60 comentarios al día, suscripciones a más de 60 cuentas o abandonar más de 60 cuentas por hora.
  3. Contenidos y hashtags comprometidos o violentos. Es conocida la querencia de Instagram a borrar fotos de torsos femeninos desnudos de muchas famosas, por ejemplo. Son contenidos que IG no permite, sexualmente explícitos o todos los relacionados con el odio (como ha ocurrido con los GIFs de los stories, que han sido desactivados por contenidos racistas).

La gestión y la atención de los medios sociales no son un juego de niños. Es un trabajo que requiere tiempo y mucho mimo y sobre todo, estar muy muy actualizado en todos los cambios que se van introduciendo, para saber usarlos en beneficio de la marca.

Compartir

2 thoughts on “ALGORITMOS EN REDES SOCIALES: MI INSTAGRAM SE HA VUELTO LOCO”

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.