Marketing olfativo: Las marcas se perfuman.

Para las marcas, la obsesión mas recurrente, ha sido la de conquistar al consumidor y poder conectar con él. Con el paso de los años se vio que el acercamiento a disciplinas como la psicología, que aborda el estudio de la psique humana, podía ser de gran utilidad. Por su parte, también la psicología se fue acercando más al mundo de la publicidad y el marketing y las marcas encontraron definitivamente en ella una aliada con la que asociarse para mejorar sus resultados.

La psicología y los conocimientos del comportamiento del consumidor permiten estructurar campañas de forma más eficiente, y adaptadas de manera más precisa a lo que el consumidor espera.

Marketing olfativo

Jugar con los sentidos es la forma en la que el marketing ayuda a establecer conexiones. De entre los cinco sentidos, el que mejor tasa de resultados ha demostrado obtener es el del olfato. Según los últimos estudios, recordamos un 35% de lo que olemos; por el contrario solo recordamos un 1% de lo que tocamos, un 2% de lo que oímos y un 5% de lo que vemos. Además somos capaces de recordar más de 10.000 aromas por “solo” 200 colores.

Visto el potencial del olfato las marcas no han tardado en aplicarlo a sus espacios físicos. Disney fue uno de los pioneros en esto de perfumar un espacio determinado. Empezó a rociar las calles de sus parques con olor a palomitas con el fin de crear un ambiente familiar. Rolls Royce ha sido otra de las marcas que empezar a perfumar sus coches con olor a cuero y madera cada vez que sus clientes llevaban el coche al taller, de esta forma conseguía que sus clientes sintiesen que estrenaban coche cada vez que lo recogían.

Una de las acciones más llamativas la llevo a cabo Dunkin Donuts en Corea. La compañía instaló en diferentes autobuses de Seúl pulverizadores con aroma a café, que se encendían cada vez que sonaba por la radio un anuncio de la marca. Durante el tiempo que duró la acción las visitas a tiendas aumentaron un 16% y las ventas un 29%.

dibujo cerebro rastro olores

Presente y futuro:

En la actualidad son cada vez más las marcas que buscan esa conexión olfativa con los consumidores. El grupo Inditex, El Ganso, Scalpers o Abercrombie son algunas de las firmas que han conseguido asociar su marca con un olor característico, una muestra de que el uso de olores en espacios comerciales está afianzándose a pasos agigantados.

El futuro del marketing sensorial se prevé revolucionario, y ya se está explorando su aplicación en nuevos lugares como las sala de cine, en donde los espectadores podrán oler, sentir viento, e incluso mojarse.

Compartir

Comments are closed.