Netflix

LA TELEVISIÓN VS. LAS NUEVAS MEGA TENDENCIAS DIGITALES

La tecnología avanza a pasos agigantados y los medios tradicionales, como la televisión, son los que se ven más afectados. El desarrollo de múltiples plataformas ofrece a los anunciantes nuevas oportunidades a la hora de distribuir su inversión y tener mayor alcance con sus distintos públicos y mercados. De esta manera, se amplían e identifican cada vez más rápido y de manera más acertada las necesidades del consumidor.

La televisión sufre constantes transformaciones. Debe innovar en su afán por capturar la atención de sus anunciantes y que los mismos no pierdan la necesidad de utilizar estos medios tradicionales como manera efectiva de inversión. Compite con grandes y nuevas tendencias, como son los canales digitales de Netflix, HBO, YouTube, Movistar Plus, entre otros.

La industria musical fue de las primera en digitalizarse. Le siguieron las editoriales y librerías, que redujeron notablemente las impresiones de los libros. Uno de los primeros medios en sufrir los cambios fue la prensa escrita, concretamente los periódicos.

Todo se ha ido transformando, el transporte y los taxis con la aparición de Uber, Cabify, Muving, Ecooltra, etc. Los supermercados y el comercio con la aparición de los eComerce y Amazon, el gran gigante de la distribución.

Han tenido que reinventarse constantemente e ir actualizando sus servicios. Internet arrasa con todo. Incluso con algunos sectores que nunca habrían pensado que peligraría su hegemonía. Por ejemplo, el de la televisión.

 La televisión hace más de 10 años parecía un modelo de negocio consolidado, muy seguro, rentable y  perdurable en el tiempo.  El televidente promedio pasaba entre 4 y 5 horas al día ante la caja mágica que emitía luz y sonidos.

Ahora todo ha cambiado. Sí, se notaba un cierto alejamiento entre los jóvenes, que empezaban a dedicar un porcentaje de su tiempo de ocio a los smartphones. Pero incluso así, el dominio de los canales tradicionales parecía asegurado. Nadie va a ver un partido de fútbol en el ordenador pensaban algunos. Ni una película en el móvil. Pero los hábitos de consumidor evolucionan con el cambio constante de las nuevas tecnologías. Cada vez tienen más alcance desde cualquier región del globo terráqueo, que al final es un oportunidad  y no una amenaza para el desarrollo de nuevas maneras de llegar a la audiencia y fidelizarlos.

El rating mundial de audiencia ha disminuido de una manera alarmante para la televisión.

Entre los menores de 30 añosapenas un 36% ve la televisión de forma prioritaria a través de los canales habituales (cable, satélite o antena). A cambio, un 61% sigue viéndola de forma prioritaria. Son los mayores de 50 años (y más aún los mayores de 65) son los que siguen viendo la TV tradicional (grandes cadenas o canales de cable). Para los millenials o las nuevas generaciones, ver la tele es cosa del pasado, ya que, para ellos el contenido es arcaico y no forma parte de su actualidad (como comprar un periódico, por ejemplo).


¿El nuevo camino de la publicidad afectó a los medios tradicionales?

Se abren nuevas oportunidades para la publicidad. Puedes estar en muchos sitios al mismo tiempo y a un bajo precio, llegando a más audiencia y sin intermediarios. Esto es lo más preocupante para los medios tradicionales. Ser desplazados definitivamente por estas nuevas tendencias que los eliminan del camino como transmisores y emisores de la publicidad. La tarea es cada vez más difícil para esta industria. Busca constantemente crear contenido atractivo e interactivo para sus usuarios. De esta manera han sobrevivido, adaptándose, porque mientras exista como necesidad la televisión tradicional seguirá por algunos años dentro de las herramientas de comunicación.

Compartir

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.