El vídeo variable o cómo adelantarse al futuro.

¿Habéis oído hablar del vídeo variable o personalizado? Como su nombre indica, es un vídeo que varía en función de la persona o el grupo al que se dirige. Explicado de forma breve y simplificada, consiste en cruzar información recogida en una base de datos para posteriormente adaptarla de forma dinámica al público objetivo a través de un vídeo.

Como es sabido, el vídeo tiene muchas ventajas a nivel publicitario. Incrementa la atención y fomenta el recuerdo, no cabe duda de que como recurso publicitario es bastante eficaz.

Ahora, imagina que tienes un vídeo adaptado a ti con toda la información  que necesitas. Por ejemplo, después de reservar el hotel en el que pasarás las vacaciones, recibes por e-mail un vídeo dándote la bienvenida con tu nombre, tu habitación, fechas y precios, el tiempo que hará durante tu estancia e incluso actividades que pueden interesarte.

Pero, ¿cómo se consigue desarrollar un contenido tan personalizado y específico?  En The Hook son expertos en la creación de vídeo variable y están implementando una transformación de la creatividad en nuestro país aprovechando la potencia del big data.

A priori, puede parecer una tarea de chinos, pero es mucho más sencillo de lo que parece. Si juntamos el big data de un negocio con inteligencia artificial, simplemente habría que cruzar datos a través de un sistema informático programado. Como resultado obtendríamos miles de combinaciones posibles, en función de la cantidad de datos que dispongamos.

Este avance del vídeo que llevan a cabo en  The Hook, responde a tres objetivos:

  1. Evolución de la comunicación. A través de elementos interactivos incitamos al “call to action”. La finalidad es la conversión y conseguir leads mediante formatos dinámicos y adaptados que lleguen mejor al público objetivo. Además es un elemento diferenciador y aporta una imagen actualizada a los negocios.
  2. Crear contenido de calidad. A través de la estructuración de los datos de forma organizada e inteligente (a partir de plantillas).
  3. Optimización de campañas con inteligencia artificial. Recoge la información en función de lo que sea necesario y hace creatividades adaptadas.

Nuevos formatos

Todo esto supone una mejora del contenido que mandamos en los diferentes canales, mediante un mensaje que aporta valor eficientemente. De esta forma se da lugar a nuevos formatos:

El vídeo variable mejora el contenido que mandamos a los diferentes canales, mediante un mensaje que aporta valor eficientemente. De esta forma se da lugar a nuevos formatos. Clic para tuitear
  • Vídeos personalizados. Como ejemplificábamos antes, se trata de un tipo de e-mail marketing con el que conseguimos aprovechar la potencia del big data. Además de otras ventajas como el incremento del recuerdo y el customer experience (hasta un 95% y un 80% más respectivamente).
  • Data vídeos. Creación de vídeos infográficos con un storytelling, voz e imágenes que pueden resultar útiles para fichas de productos o análisis de resultados.
  • Anuncios optimizados. Permite hacer microsegmentaciones seleccionando datos de clientes. Por ejemplo, banners adaptados.

The Hook propone una solución muy interesante para agencias, empresas y medios. Es un modelo que ayuda a ir por delante de la competencia y que genera mayor interés, más interacciones, así como un incremento de las ventas finales.

Entonces, ¿estamos hablando del modelo del futuro? Probablemente así sea, el internet 3.0 se adapta al usuario y con él las empresas y sus servicios, al igual que este formato de vídeo. Eso sí, su evolución irá incluyendo la creatividad de la que las agencias nos encargamos, que unida al branded content, permitirá lograr efectos dinámicos y nada mecanizados.

El resultado final serán vídeos personalizados, atractivos, eficaces y sobre todo útiles.

¿Qué os parece esta nueva forma de dirigirse al usuario?

 

 

 

Compartir

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.