La Muerte del SEO

POSICIONAMIENTO WEB: LA MUERTE DEL SEO

Online marketing

El posicionamiento natural de una web (SEO) cada vez está más cerca de ser una utopía. Es “El Dorado” que busca todo cliente: que su web aparezca en las primeras posiciones de los buscadores cuando un usuario introduce términos relacionados en un buscador, sin tener que realizar una inversión (más allá de la que haga para pagar al web máster o a la agencia en cuestión que se encargue de la gestión de su web).

Para posicionar una web, un blog o una tienda online de manera natural en buscadores Google ha ido cambiando las reglas del juego a lo largo del tiempo: primero buscaba que las palabras clave estuvieran muy presentes, aunque los textos no tuviesen demasiado sentido. Google ya tenía herramientas para ayudarnos en la tarea de lograr un buen SEO: el planificador de palabras clave de Google Adwords y Google Trends echaban humo. Pero empezaron a aparecer las trampas (como añadir keywords sin control en las webs con la fuente del mismo color del fondo). No podías ser más listo que Google, porque entonces te penalizaban.

Para frenar todo esto, Google estableció que lo importante para el SEO era la relevancia del contenido y lo bien escrito que estuviese de cara al usuario: entramos en la época de los H1 y de la densidad apropiada de las palabras clave. Si lo pensamos tiene mucho más sentido: premiar la información interesante, que al público le resulte útil en sus búsquedas, sobre aquella que tenga los ingredientes necesarios pero que carezca de estructura lógica.

Una vez trabajado en una web todo lo que el algoritmo del momento nos pide, se suele consultar de manera compulsiva Google Analytics, para ver cuántas visitas se alcanzan y de dónde viene ese tráfico. Se optimiza el SEO de toda la web, introduciendo nuevo contenido relevante que resulte interesante para que se comparta y llegue más lejos. En definitiva, para tener aún más tráfico, porque esto también posiciona.

El posicionamiento natural de una web cada vez está más cerca de ser una utopía. Clic para tuitear

 

Cuando el site ya está en las primeras posiciones, pero queremos más ¿qué más se puede hacer?

Google pone a nuestra disposición otra herramienta propia más. Google+. ¿Nunca has utilizado esta red social? Probablemente tengas un perfil en ella (si tienes Gmail, lo tienes) pero nunca lo has usado. Aun así, Google te contabiliza como usuario. Si, publicar la URL de la web, blog o ecommerce en cuestión también favorece al SEO.

Publicar en Google+ mejora tu #SEO. Clic para tuitear

Una vez llegados a este punto, en el que la web está optimizada a más no poder ¿qué otro recurso queda? El único que es económicamente relevante para Google: las campañas de SEM en Google Adwords. Google nos propone un sistema de pujas con el que medirnos con nuestra competencia, pero siempre a través de la inversión. Aquí también está presente el ingenio y la creatividad de quien lo trabaje. Requiere una gran tenacidad sacarle el máximo provecho a esa inversión, pero es muy efectivo. Google nos ofrece un campo de juego con la competencia directa.  La inversión y el know-how de la herramienta son determinantes.

 

¿No sería lógico pensar que Google pronto querrá que nos saltemos los pasos previos para que lleguemos pronto al punto que a ellos les resulte rentable?

Ya lo estamos viendo en redes como Facebook o Instagramel SEO es prácticamente nulo, aunque en un principio no lo fue, porque los Social Ads si dejan dinero, pero nuestro ingenio y destreza seleccionando keywords y escribiendo no.

El posicionamiento orgánico en #redessociales es cada vez más complicado. Clic para tuitear

Imagen: Freepik

Compartir

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.