logo

Regreso al futuro: hágalo usted mismo

Una de las cosas que más nos gustan del futuro es que nos permite incluso viajar en el tiempo. Y sin condensador de fluzo ni nada. ¿Te gustaría ver cómo era tu calle, tu pueblo o las tiendas de tu barrio hace unos años? Pues gracias a Google Maps y una de sus utilidades menos conocidas, puedes.

Solo busca en Google la dirección que desees y entra en la vista de calle (Street View). Arriba a la izquierda, verás el icono de un relojito. Haz clic en él y aparecerá una ventana con una línea de tiempo, en la que puedes acceder a todas las fotos anteriores que Google Street View tomó de ese lugar. Vale, no puedes remontarte muchos años (hasta 2007 como máximo), pero la experiencia es muy curiosa y de lo más adictiva. Nota: sólo funciona en ordenadores, por el momento.

Ejemplo de imagen de Google Maps

Pero, ¿por qué Google rescató su archivo de imágenes de Street View? Es una bonita historia. En 2014, la escritora y creativa publicitaria Carmen Pacheco publicó un tuit en el que lamentaba que ya no podía ver en Google Maps a su abuela (fallecida año y medio antes) porque habían actualizado la imagen de Street View en la que aparecía.

Su publicación fue retuiteada 1.700 veces y, aunque ni siquiera iba dirigida a Google, de algún modo llegó a su división en Madrid. Y en un gesto tan lleno de sensibilidad como de marketing, decidieron crear una “capsula del tiempo” que permitiera acceder a las fotos anteriores de Street View. Apenas un mes después, le enviaron a Carmen Pacheco un tuit para comunicárselo, con un enlace al blog de Google Maps donde se explica su funcionamiento.

tuit-carmen-tuit-googleHe aquí una excelente muestra de cómo la nueva era de la comunicación ha cambiado las relaciones entre los usuarios y las marcas. Un simple mensaje de una persona casi anónima llegó hasta un gigante como Google y desencadenó, con su ternura, el nacimiento de una utilidad en la que nadie había pensado antes. Un hurra por Carmen Pacheco y bravo por la inteligente respuesta de Google Maps. ¿Podremos también algún día viajar al futuro?

 

 

Deja un comentario