logo

La construcción social de una marca

El verbo compartir es uno de los más humanos que existen. Hasta existen lugares comunes en nuestro idioma que hablan de ello: compartir es vivir. Lejos de la ironía que encierra (pon en mi mano lo que yo no tenga) transmite una gran verdad. Pero, ¿están hoy las marcas en nuestro país preparadas para dar el salto desde la emisión de información comercial a compartir contenidos relevantes para el consumidor?

Algunas sí. Lo vemos a diario en las grandes extensiones sociales de Internet. Algunas han interiorizado esta nueva dimensión y están sacandoConstrucción de una marca partido de sus posibilidades. Otras, en cambio, van haciendo experimentos, pasos hacia delante y hacia atrás, tentativas que muchas veces acaba llevándose el viento del olvido.

Y es que lo primero es pensar por qué y para qué debe una marca estar en las Redes Sociales. Este punto parece baladí, aunque es el más trascendental. 

Si somos una compañía de productos derivados del petróleo será diferente nuestro acercamiento que si
vendemos 
mermeladas bajas en calorías. Es crucial la estrategia. El posicionamiento debe seguirse al pie de la letra, pero no con los mismos mensajes, obviamente.

Cuando estamos en una plataforma social debemos compartir y escuchar. Debemos canalizar la conversación hacia donde nos interesa, pero sabiendo que el usuario es el rey en ese momento, no nosotros.

La construcción social de una marca debe ir pareja a la construcción global. No estamos en la Red para jugar ni para dar bandazos. Estamos para capitalizar un espacio lleno de oportunidades y audiencias nuevas que colonizar e interesar.

Dicha construcción debe ser constante, paulatina y lógica. Dejarlo todo al criterio de un community manager sería tan osado como dejar las riendas de la marca a una sola persona y a la interpretación de su criterio. La figura de los nuevos catalizadores sociales deberá venir enmarcada por las directrices de marketing de la marca. De los casos contrarios también, lamentablemente, vemos pruebas a diario. Los caprichos y los experimentos es mejor hacerlos en casa.

Deja un comentario