logo

El Hoy del Branding

Asistimos asombrados (todavía) a la confusión generalizada en el territorio de la marca como icono y kilómetro cero de toda la comunicación. Los antiguos estudios de diseño gráfico se han subido al carro de la consultoría de branding. Y seguimos confundiendo logotipo con marca e identidad corporativa con contenido.

Quizá la integración y el derrumbamiento de los antiguos organigramas de las empresas que se dedican a la comunicación haya traído consigo este revolutum de competencias, este mercadillo  en el que cada cual vocifera sus competencias e intenta vender su género.branding-y-realidad-dentro

El resultado es muchas veces descorazonador. O alarmante. Pequeñas consultorías de branding que siguen siendo meros estudios gráficos que ahora venden teorías alquiladas de construcción de marca, campos semánticos y lenguajes visuales capaces de referenciar  y crear contenidos.

Sí que es verdad que la marca lo es todo, y que en un mercado ideal debería ser tratada holísticamente, en su totalidad. Pero, ¿qué empresa se atrevería a tal cosa?, ¿qué grupo multinacional se lo permitiría?. Las pesadas ramificaciones corporativas hacen que el día a día sea un juego de vasos comunicantes y departamentos estancos más preocupados por no pisar el jardín ajeno que por resolver los problemas reales de comunicación de sus clientes.

Si la marca lo es todo (cosa muy cierta) debemos replantear los límites y las competencias actuales. Debemos volcar nuestra preocupación en lo real, en lo inmediato y tangible, más que preocuparnos por no desentonar en el baile de salón del sector.

El futuro siempre ha sido y será de los visionarios, de los que no temen el prejuicio de los tiempos, de los que se dedican al más allá.

Hoy las marcas necesitan más que nunca una visión nueva, integradora y global. Venga de quien venga, pero que llegue a tiempo para crecer y desarrollarse. El branding debe acostumbrarse a la realidad. Y viceversa.

Deja un comentario