logo

El capricho de las siglas

siglas NCA

Tranquilos, aunque la foto parece decir lo contrario, no nos hemos cambiado de actividad, ¡seguimos haciendo publicidad! Y es que esta semana la hemos empezado con la noticia de que las siglas de nuestra agencia coinciden con la Agencia Nacional del Crimen de Reino Unido.

Las siglas son la seña de identidad de muchas empresas o productos, así que cuida el naming con el que te vas a dar a conocer a tu público. Sin embargo, no siempre son representativas de aquellas a las que identifican. Quién no recuerda aquél modelo de coche llamado “Pajero”, o aquél otro al que denominaron “Laputa” o el Chevrolet Nova, que podía leerse “No-Va”. En muchas otras ocasiones, las siglas coinciden entre dos asociaciones o empresas, creando confusión y situaciones curiosas.

Un ejemplo de lo anterior mencionado lo tenemos con el propio nombre de nuestra agencia, NCA. Así, en España podrás acudir a NCA a publicitar tu negocio, mientras que si estás en el Reino Unido te será útil para protegerte de los delincuentes más peligrosos. Has oído bien, NCA en Inglaterra es lo equivalente al FBI en EEUU, algo muy diferente y alejado de lo pacífico y “tranquilo” de nuestra profesión. También, si a NCA le añades una “A” al final, y viajas a EEUU, te encontrarás con que estás hablando de la asociación de deportistas universitarios de América.

siglas NCA

Así, el naming que se le da a las asociaciones y agencias es cuanto menos caprichoso, pero constituye una buena oportunidad para conseguir captar la atención y el recuerdo del que lo escucha. Por este motivo, las campañas publicitarias suelen girar en torno a la consecución de un naming eficaz y sonoro, capaz de llamar la atención en el público y de que éste sea capaz de relacionar el nombre con la marca que lleva asociada.

Sin embargo, el nombre no lo es todo, porque si el producto o la organización y grupo humano que hay detrás falla, ni el nombre más eficaz podrá solucionar el problema. Cuida el nombre que le pones a tu marca, y si tiene aspiraciones internacionales, más aún.


Deja un comentario