logo

De anunciante a broadcaster

Si echásemos la vista atrás, quizá sólo un poco después de la llegada de Internet, pensaríamos que muchas de las cosas que hoy ya son realidad sólo eran parte de una película de ciencia ficción.anunciante

El futuro (desde hace ya algunos años) se ha encargado de pintarle una nueva cara al mundo de la comunicación. Por ejemplo: ¿qué anunciante iba a sospechar quesu horizonte pasaría por ser un generador de contenidos a la altura de un canal de televisión o una gran productora de cine?

Esos días ya están aquí. O si no que se lo preguntena Coca-Cola, Red Bull o Ikea. ¿Qué han hecho estas marcas? Simplemente se han dado cuenta de una oportunidad de oro. Y no la han desaprovechado. Millones de teenagers de todo el mundo disfrutan con las competiciones y exhibiciones de deportes extremos que les ofrece la marca que te da alas. Y no son las únicas. Cada día vemos nuevas iniciativas que apuntan hacia este camino.

Los grandes anunciantes globales son conscientes de que el mundo que viene ya no traerá audiencias unificadas y fácilmente medibles. Si quieren fidelizar deben asumir que tienen que establecer pactos con sus potenciales clientes.

Los contenidos ya no bastan. Además, ¿por qué conformarse con los que ya existen o los que ofrecen las cadenas de televisión cuando las propias marcas pueden convertirse en sus emisores?

Llegan tiempos nuevos.  Los canales digitales también tendrán mucho que decir en esta batalla, puesto que por sus dominios seguirán circulando los usuarios y todos esos contenidos líquidos dispuestos a no dejar un rincón vacío.

Sin duda que será un reto. Asistiremos a grandes transformaciones. Ojalá sirvan para que los consumidores obtengan un ocio y un entretenimiento de mayor calidad. Incluso conocimiento, ¿por qué no? Soñemos.

Compartir

Deja un comentario