logo

Brandtelling, un discurso que huele a futuro.

brand-telling

La nueva era de los contenidos está deviniendo en caos. Parecía que cada marca sería capaz de generar los suyos propios respetando la estrategia global. ¿El resultado? Solo unos pocos han sabido orientarse en la oscuridad. Analicemos el problema.

Los grandes departamentos de marketing festejaron con pasión inusitada la llegada del branded content. Disfrazada de nueva tierra de las oportunidades, comenzaron a aflorar pioneros que con sus carromatos aseguraban tener el elixir definitivo. El problema es que relegaron su estrategia al cajón de Acciones Especiales barra Eventos. Alejados de una estrategia totalizadora se perdieron por el camino. O peor, acabaron resultando irrelevantes,

Sopla ahora un viento de cordura. Alguien ha debido pensar en el caos producido por todas esas píldoras de realidad emocional vertidas en el infinito espacio digital. Alguien ha pensado (con mucha razón) que ningún contenido suma si no lo hace dentro de un discurso general de marca.

¿Y esto cómo se come? Muy fácil, desde un pensamiento único que posibilite la sensación de que la marca toma una misma dirección en cada uno de sus escenarios. Ya no existe norte o sur, blanco o negro. La marca debe tejer toda su comunicación bajo la brújula de sus valores. Quien lo olvide estará tirando el dinero por la ventana.

El Brandtelling apuesta por la razón dentro de la emocionalidad reinante. Se trata de crear engagement con el entorno, pero sin olvidar nunca cuáles son los objetivos: crear marca, vender, perdurar. En una palabra, FUTURO.

 

 

Deja un comentario